BLOG

divulgando el té de origen
MARIDAJE INUSUAL: TÉ CON QUESO

MARIDAJE INUSUAL: TÉ CON QUESO

Hablar de terroir, de taninos hace que pensemos en maridar vino con quesos, pero el té también tiene propiedades de maridaje únicas. Vamos a hablar de un maridaje inusual: té con queso.

Somos unos amantes de los experimentos, especialmente de los experimentos que funcionan y de esos que te hacen ¡bom! la cabeza. Ya hemos hablado en más ocasiones de este genial maridaje, incluso pudimos hacer una cata hace un tiempo.

RETIRO AROMA(TÉ)

En este caso nos retiramos a pensar con Memimolab, y a ese experimento le hemos llamado “Retiro Aroma(té)”

El objetivo del retiro era: no objetivo. Experimentar, probar, oler mucho, beber mucho té y mezclarlo con otras disciplinas permufisticas, teníamos a la mejor para experimentar, Irati y su genial olfato.

En esas pruebas nos llevamos quesos de Formaje, queríamos tener una selección suficiente para jugar al emparejado.

QUESOS DE FORMAJE

En los quesos de Formaje hemos encontrado aromas de tierra, aromas florales, animales (por supuesto), dulces, ácidos, acaramelados…

Las texturas también son importantes y por suerte, los chicos de Formaje nos supieron aconsejar para tener una selección cuidada y bien diferenciada.

TÉ VERDE Y QUESO

Hemos hecho grandes emparejamientos, tés de todas las clases y países, pero sobre todo té verde ¿té verde y queso?

Muchos emparejamientos de té con queso se realizan usando oolongs o tés negros, lo cual tiene sentido, ya que encontramos taninos más profundos en los tés más oxidados.

¿qué hace que el té verde y el queso funcionen?

Los niveles de taninos del té verde son bastante altos, pero se manifiestan de forma diferente a los del té de mayor oxidación.

El té verde nos puede ofrecer sabores y aromas a frutos secos, tonos tostados, florales y afrutados, todos los cuales combinan bien con el queso.

Una de las mejores combinaciones que hemos probado este fin de semana ha sido el queso Lía, de Formaje, un queso de leche cruda de vaca, muy animal y con una gran textura con nuestro sencha Fukamushi de Shizuoka, un té muy vegetal y fresco.

¿QUÉ ES EL SABOR?

El sabor es algo más que sabor, el sabor es aroma, sabor, textura, intensidad y duración. En un maridaje podemos complementar, contrastar o realzar todos estos elementos, utilizando el queso para equilibrar esos rasgos y evitar que los sabores compitan.

La temperatura puede cambiar la textura del queso en boca

Maridar té y vino es muy diferente, porque tenemos que sumar una dimensión adicional, la temperatura: mientras el vino se consume a temperatura ambiente el té suele consumirse en caliente (aunque también hay grandes tés preparados en cold brew).

NADA CORRECTO, NADA INCORRECTO

En el maridaje de té no hay nada correcto o incorrecto ya que este es un concepto relativamente nuevo, por lo que no hay reglas establecidas. El paladar de cada persona es diferente, eso es lo divertido.

Si quieres experimentar con té en casa selecciona 4 tés diferentes (siempre té de origen) y unos seis quesos en una variedad de sabores y texturas diferentes, luego combínalos.

Nuestra sumiller de té, Verónica Hegar, recomienda un ejercicio:

“siempre tenemos que empezar con un té, no dos al mismo tiempo. Primero tomamos el té, luego el queso, luego otra vez un sorbo de té, luego otra vez el queso y así hasta que el queso y té se fundan en un mismo sorbo/bocado, de tal manera que tengamos ambos en la boca”.

Leave a Reply

Traductor