BLOG

divulgando el té de origen

BOLSITA vs HOJAS SUELTAS

Bolsitas de té vs hojas de té sueltas o hojas de té a granel, el eterno debate, las eternas dudas, ¿por qué no es lo mismo? ¿cuando se comenzó a usar la bolsa de té? ¿qué tipo de té puede contener? ¿el té se infusiona igual? BOLSITA vs HOJAS SUELTAS

EL TÉ EN BOLSITA. EUROPA

Podemos decir que el té en bolsita se inventó en Europa, un invento totalmente casual. El comerciante de té Thomas Sullivan envió a sus clientes muestras de té empaquetadas en unas pequeñas bolsitas, lo que hizo que estas pequeñas bolsitas se convirtieran accidentalmente en el filtro de la taza.

En Europa, alrededor del 90% del té que se consume se consume en bolsitas, quizás por desconocimiento quizás por no tener las herramientas adecuadas para su elaboración, pero ¿quien no tiene un colador en su casa?

TÉ EN HOJAS: CALIDAD

La calidad del té en hojas sueltas frente al té en bolsa en indiscutible. En nuestros viajes a Japón lo hemos visto de cerca: los “residuos” o partes más pequeñas y polvo de té son los utilizados para el mercado global de bolsitas de té, con lo cual ¿tiene sentido seguir tomando té en bolsita?

Adicionalmente existen procesos específicos para el procesamiento de té en hojas aptas para consumir en bolsita, el método se llama CTC (aplastar, rasgar y rizar).

té en bolsitas

Por consiguiente no hace falta ser un experto para saber que el té que se introduce en las bolsitas no es de la mayor de las calidades

ESTANDARIZACIÓN FRENTE A VARIEDAD

En nuestro sistema de consumo masivo actual, las grandes empresas prefieren la estandarización frente a la variedad. Esto supone optar siempre por sabores estandarizados que no disten de la infusión anterior que el cliente ha comprado. 

Estamos acostumbrados a que el té siempre sepa igual, sin importar si la cosecha de ese año ha sido mejor o peor. Los tés deberían ir cambiando en función de la temporada, de la cosecha… Y esos matices de sabor son los que hacen que el té sea un producto para experimentar. 

EXPERIMENTAR CON TÉ DE ORIGEN

Queríamos experimentar con té de origen, ver que ocurre cuando introducímos té de origen dentro de una bolsa (más grande que la media por cierto), y comparamos la infusión que nos dan las hojas sueltas con la infusión que nos da las hojas dentro de esa bolsa. 

Para la infusión decidimos escoger un té oolong, nuestro osmanthus oolong, un blend de té chino de baja oxidación con hojas de osmanthus. Es el mismo té que hemos utilizado en nuestro reciente retiro aromatico con Memimolab y es un té que puedes encontrar, por ejemplo, en Kamado Asian Food.  

El resultado fue mucho más sorprendente que lo que inicialmente pensamos.

Utilizamos la misma temperatura, el mismo recipiente y el mismo tiempo de infusión.

Las hojas de té apenas se abrieron dentro de la bolsita, algo que se puede observar fácilmente al ver las hojas aún sin expandir, también en el licor y por supuesto en el sabor, nada que ver con la infusión compleja y muy aromática del té. 

TÉ EN BOLSITA: SOLO A VECES

¿Té en bolsita?  Por qué no, pero no debería de ser el denominador común de nuestro consumo de té, solo deberíamos consumirlo a veces y siempre que nos hagamos esa bolsita nosotros.

Hay que tener en cuenta el tipo de té el tamaño de la hoja y cómo se abre dentro de la taza para saber si incorporar ese té a una bolsa o no, por lo general, cuando la granulometría del té es alta no deberíamos enjaular el té en una bolsa. 

 

Leave a Reply

Traductor